La decoración mediante pintura de figuras de escayola o marmolina es una de las manualidades más habituales que suele realizar cualquier aficionado de este mundillo, pero hoy queremos enseñaros una forma sorprendente para transformar las figuras de estilo africana usando vendas a modo de vestido. ¡Manos a la obra!

MATERIALES NECESARIOS

Para los detalles:

PASO A PASO

Preparación de la figura

Antes de comenzar con la decoración en sí, tenemos que limpiar el polvo que pueda tener la figura con un trapo o una paletina. De esta forma evitaremos que la pintura se ensucie o forme grumos al aplicarla.

Pintura de base

Comenzamos mezclando en un bote o recipiente las pinturas de color chocolate y negro en la proporción de 2 partes de negro por una de chocolate. Como referencia aproximada mezclaremos ½ bote de la pintura Acualux chocolate y el doble de la negra.

Aplicamos con una paletina una mano de la mezcla de pintura, cubriendo toda la figura por completo y dejamos secar.

Posteriormente damos otra mano de pintura solo a las partes de la figura donde no usaremos las vendas (cara, brazos, manos y pies). Dejamos secar de nuevo y conservamos el resto de la mezcla de pintura para más tarde.

Teñido y vestido con vendas

Mezclamos en otro recipiente más grande ¾ del bote de cola blanca con el doble de cantidad de agua, removiendo bien. Posteriormente añadimos a la mezcla la pintura para dar color al vestido, en nuestro caso hemos elegido un verde oliva. La cantidad necesaria dependerá del tono que deseemos, teniendo en cuenta que a más cantidad de pintura, mayor saturación de color obtendremos.

Cortamos 5/6 trozos de unos 20cm de la venda estrecha (la de 5cm) que utilizaremos para crear la parte superior del vestido de la africana. Vamos sumergiendo cada trozo en la mezcla escurriendo bien para evitar que gotee y con ayuda de la paletina (también mojada en la mezcla) vamos envolviendo y fijando las vendas entorno a la parte superior del cuerpo, cubriendo hasta un poco más abajo de la cintura.

Para conseguir los tirantes del vestido podemos ayudarnos de un palillo largo de madera y dar forma así a la venda.

Para realizar la falda o parte inferior del vestido, cortamos 8/9 trozos de unos 40cm/50cm de la venda ancha (la de 10cm) y procedemos de la misma forma que con los anteriores, mojando en la mezcla y escurriendo.

Comenzamos a fijarlas desde la cintura, cubriendo las vendas anteriores, y girando en diagonal siguiendo la forma del vestido marcado en la figura hasta llegar a los pies.

Vamos sobreponiendo un trozo con otro para que parezca un continuo y dejaremos los pies sin cubrir.

Una vez creada así la forma del vestido, pasaremos a las capas del vuelo, fijando las vendas en la cintura y doblándolas hacia arriba al llegar al largo de los pies. Podemos también ir añadiendo trozos sin doblar desde la cintura, cortándolos al largo de los anteriores.

Vamos apretando todo el conjunto con la paletina mojada (y escurrida) en la mezcla de pintura para que las piezas queden bien pegadas.

Para crear el fajín, cortamos uno trozo de 20cm de la venda ancha (la de 10cm) y lo colocamos teñido alrededor de la cadera. Con otro trozo de 60cm, también de la venda ancha, enrollamos la mitad en forma de espiral y dejando caer el resto lo sujetamos a un costado con la ayuda de alfileres hasta el secado.

Para realizar el turbante cortamos dos trozos de 15cm de la venda estrecha, los teñimos y colocamos envolviendo la cabeza de lado a lado. Ahora, también de la venda estrecha, cortamos un trozo de unos 25cm, enrollamos una parte en la zona delantera de la cabeza y dejamos caer el resto para crear el vuelo.

Acabados y detalles

Como en el proceso de vendado se mancha la figura con la pintura del color del vestido, volvemos a pintar con la mezcla de color negro y chocolate todas las partes visibles del cuerpo (pies, brazos, cara, peana,...) dando dos manos y dejando secar por completo entre una y otra.

Para la decoración de los complementos podemos proceder así:

PEANA

Aplicamos a pincel seco la pintura color ocre sobre toda la peana: mojamos el pincel y escurrimos el exceso en un trapo o servilleta de papel dando pinceladas cortas.

Conseguimos así que el color de fondo (negro + chocolate) permanezca también.

CÁNTARO

Realizamos la misma operación que la anterior sobre la superficie del cántaro y cuando seque pintamos los detalles con el color oro metálico.

COLLAR, PULSERAS Y DETALLES DE LA CARA

Pintamos el collar, brazaletes y pulseras con el color metálico oro. Para la cara pintamos los ojos y los labios.

Cuando toda la figura esté completamente seca aplicamos una mano de barniz acrílico en spray (de acabado satinado o brillo) evitando las zonas de las vendas. Con esto conseguiremos proteger la pintura de roces y polvo.

Otros acabados y opciones

Podemos variar el color de la pintura utilizada para el vestido según nuestro gusto, de forma que podemos integrar las figuras en cualquier ambiente de decoración. ¡Los resultados son sorprendentes solo tienes que probar!