Según se van acercando las fiestas de Carnaval, que mejor idea que preparar algún elemento decorativo para adornar la casa (o la oficina) o realizar un regalo original para contagiar el espíritu de fiesta, humor y alegría que se respira esos días.

Además, si nos preguntan qué elemento es el más característico que identifica una celebración carnavalesca, casi todos señalaríamos a la máscara como protagonista. Así que hoy os proponemos algunas técnicas para decorar máscaras de escayola y sorprender a todos este año. ¡Ah! el disfrazarte ya es cosa tuya…

También puedes consultar en este tutorial cómo decorar una máscara lisa con estilo veneciano.

MATERIALES NECESARIOS

PASO A PASO

Preparación de la figura

Antes de comenzar con la decoración en sí, tenemos que limpiar el polvo que pueda tener la figura con un trapo o una paletina. De esta forma evitaremos que la pintura se ensucie o forme grumos al aplicarla.

Imprimación de base

Aunque para decorar figuras de polvo cerámico o álamo no es necesario aplicar ningún tipo de imprimación previa, en esta ocasión, como utilizaremos pinturas de acabado o efecto metálico, daremos una mano de imprimación acrílica gesso antes de comenzar la decoración para evitar que el tono final se apague al absorber el yeso de la figura parte de la pintura.

Podemos usar una paletina de pelo suave que no dejan marcas de los trazados, y dejamos secar por completo.

Pintura

Comenzamos el pintado de la máscara por la parte del rostro utilizando pintura acrílica color piel y el pincel plano más pequeño. Intentaremos no pintar fuera de los límites de la cara, aunque posteriormente podemos retocar las imperfecciones con el color azul del tocado.

Proseguimos pintando con el color azul metalizado el tocado en forma de hoja que enmarca el rostro y con el blanco perlado (también metálico) la zona del turbante.

Para crear los efectos de piedras y brillantes de la zona del tocado y turbante, utilizamos los colores de relieve con acabado glitter. Nosotros hemos utilizado los mismos tonos que el de la pintura base: azul y plata. Podemos aplicarlos directamente desde el envase ya que viene provisto de una cánula que nos facilita la creación de los detalles de forma fácil.

Para aplicar brillos a las zonas que queramos destacar utilizaremos la pintura de relieve con acabado glitter de color cristal (es semi transparente por lo que el color de base se verá perfectamente). Si usamos un pincel podremos extender capas finas para conseguir mejores resultados.

Cuando toda la pintura de los detalles y destacados esté completamente seca, damos una mano de color blanco perlado al rostro para conseguir el efecto metálico o nacarado del resto de las zonas.

Podemos volver a utilizar la pintura de relieve color plata para aplicar con pincel en los rebordes y recovecos de la figura consiguiendo un efecto de imitación de incrustaciones.

Acabados y detalles

Una vez decorada toda la máscara y habiendo dejado secar por completo la pintura, pasamos a personalizar la cara. Para ello podemos utilizar un pincel fino o, mejor, un palillo de madera con punta (como el de las brochetas que se utiliza en cocina). Con él vamos trazando los dibujos estilo filigrana sobre el rostro de la máscara y pintando los ojos y labios. Nosotros hemos vuelto a elegir el color azul metálico.

Podemos aplicar sobre estos detalles y filigranas la pintura de relieve glitter cristal para obtener efecto brillo. Terminamos añadiendo líneas de punteado debajo de los ojos y labios.

Cuando toda la máscara esté completamente seca aplicamos dos o tres manos de barniz cerámico Sintex para proteger la decoración y darle un efecto porcelánico. Es importante dejar secar al menos 10 horas entre mano y mano para evitar una textura pegajosa al tacto.

Otros acabados y opciones

Podemos combinar la pintura con otros materiales para obtener diferentes tipos de acabado e integrar las máscaras en cualquier estilo de decoración.

Por ejemplo, podemos utilizar doraduras (pan de oro, plata, cobre,…) y aplicarlos a las zonas de la máscara que queramos destacar y pintar el resto con pinturas acrílicas.

Los pasos son muy sencillos:

PASO 1

Aplicamos mixtión para doradores en las zonas a dorar.

PASO 2

Mientras el mixtión está mordiente, aplicamos encima las láminas de doradura. Para este proyecto nosotros hemos utilizado el pan de oro variegato por su tonalidad coloreada.

PASO 3

Con ayuda de un pincel, vamos retirando los restos del pan de oro que no se han adherido (los conservaremos para futuros proyectos).

PASOS 4 y 5

Decoramos con pintura acrílica bermellón y negra las zonas del tocado y pañuelo de la máscara.

PASO 6

Con pintura color gris plata pintamos las chorreras del cuello y empleando la técnica de pincel seco matizamos el resto de las zonas.

Para ello mojamos el pincel y escurrimos el exceso en un trapo o servilleta de papel dando pinceladas cortas.

PASO 7

Turno ahora de decorar la cara. Perfilamos los ojos y labios con los mismos colores del tocado y punteamos algunas zonas para aplicar detalles.

PASO 8

Con pintura metalizada Kokolo de color oro viejo repasamos algunas zonas (chorreras, ojos y labios) para terminar la decoración.

PASO 9

Una vez seca por completo toda la pintura, damos dos o tres manos de barniz cerámico Sintex como acabado final. Es importante dejar secar al menos 10 horas entre mano y mano para evitar texturas pegajosas al tacto.